EL LOBO AVECINA UN DESEQUILIBRIO ECOLÓGICO EN LA ESPAÑA VACIADA

02/03/2021

La Organización Interprofesional de la Carne de Ovino y Caprino (INTEROVIC) ha manifestado su preocupación ante el proceso de consulta pública abierto recientemente por el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico en relación al “Real Decreto 139/2011 para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas”.

Este proceso pretende solucionar un problema para el que ya existen soluciones, por lo que INTEROVIC insta al Gobierno que solo en necesario aplicar la popular “co-gobernanza” que tanto están predicando para resolverlo.

Además, este Ministerio alega que pretende legislar con la información científica disponible, teniendo en cuenta que el último censo es de 2014, pretendiendo establecer unos objetivos de conservación completamente arbitrarios, discriminatorios para diversas comunidades autónomas e incompatibles con la ganadería extensiva, lo que provocará un importante desequilibrio ecológico. En este sentido, INTEROVIC solicita al Ministerio que antes de actualizar la ley realice primero un censo para conocer la población real de lobos y que sirva como base científica para la toma de decisiones. Ya que estas nuevas medidas provocarán sino un desastre ecológico en la España vaciada, haciendo que muchos ganaderos abandonen el campo y se vacíe todavía más.

Unas medidas muy dispares si tenemos en cuenta por ejemplo el río Duero, una frontera natural para el desarrollo de las poblaciones de lobos en España. En los territorios situados al Norte, desde 2007 la población de lobo es considerada como especie de interés comunitario y puede ser objeto de medidas de gestión, mientras que en los territorios al Sur se considera como una especie silvestre en régimen de protección especial.

Cada una de las comunidades situadas al Norte del Duero tienen sus propios planes de gestión de las poblaciones de lobos. En todos los casos tratando de compatibilizar el aprovechamiento de los recursos naturales disponibles por medio de la ganadería extensiva, como el ovino, caprino y vacuno, para alcanzar un equilibrio ecológico entre las poblaciones de lobos y los rebaños extensivos.

La propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico pretendiendo cambiar la gestión actual de estos territorios supondrá un desastre para la ganadería extensiva, ya que, al no haber un modo de controlar la población de lobos, esta aumentará y se incrementarán los ataques a los rebaños extensivos que conviven en estos hábitats.

CONTACTO C/ Agustín de Bethacourt 17, 4º · 20003 madrid